Pastoral‎ > ‎Noticias de Pastoral‎ > ‎

Comienza el Adviento

publicado a la‎(s)‎ 6 dic. 2015 13:46 por Daniel Zanón Sandoval

    El pasado domingo, 29 de noviembre, comenzó el año litúrgico con el primer domingo de Adviento. Es el tiempo en que la Iglesia nos invita a preparar nuestro corazón para el Nacimiento de Jesús. Es momento para vivir con esperanza, con ilusión y con alegría: Dios nos envía a su  hijo para que podamos acogerlo y nuestra vida cambie.

 

En la escritura:

       Durante estas cuatro semanas aparece con fuerza en la liturgia las palabras de los profetas. De entre ellos destacamos a Isaías y el anuncio que hace de la llegada del Mesías esperado por el pueblo de Israel:

 

"El pueblo que caminaba en tinieblas ha visto una gran luz.

 A los que vivían en tierra de sombras una gran luz brilló sobre ellos."

 

 

"Porque un niño nos ha nacido,un hijo se nos ha dado.

En sus hombros traerá el señorío, y llevará por nombre

«Consejero Maravilloso», «Dios Fuerte»,

«Padre Eterno», «Príncipe de Paz»."

 Isaías 9,1.5

  

Nuestra casa en Adviento:

 

    A nivel familiar, resulta una preciosa experiencia preparar nuestra casa para las fiestas que se acercan . Es el momento de sacar del armario los adornos de Navidad, pero, especialmente de montar el Belén y poner la corona de Adviento.

    A todos los niños les gusta colaborar en el montaje y preparación del Nacimiento, colocando las figuras, las casas, los diferentes elementos naturales... Podemos aprovechar para recordar esta historia (¡la Historia!)  y los personajes que aparecen en ella.


    Respecto a la corona hay muchas tradiciones diferentes, pero lo fundamental son las cuatro velas. Pueden ser de diferentes colores, ya que hay quien pone tres de color morado (el propio del tiempo litúrgico)y una rosa, por el domingo gaudete; también pueden ser de color blanco (como símbolo de la venida de Jesús, que es la luz) o de color rojo. En otras ocasiones las vemos cada una de un color: verde, azul, rojo/rosa y blanco. En la eucaristía del domingo se enciende la correspondiente a la semana. En casa también podemos hacerlo, acompañando el gesto de una breve oración con los niños.  

Comments